NOTICIAS
Mercería Tarragona: 100 años de vida y tres generaciones la contemplan

Mercería Tarragona: 100 años de vida y tres generaciones la contemplan

Pocos negocios pueden presumir de cumplir 100 años de vida. Para llegar a celebrar el centenario se deben superar muchas situaciones de todo tipo y no todas las empresas pueden hacerlo con éxito. En el caso de Mercería Tarragona sí lo ha conseguido y esto es, sin duda, un motivo de celebración. La suya es la historia de la constancia, del buen hacer y de la implicación de varias generaciones de una familia.

Situada en el barcelonés barrio de Gràcia y dirigida en la actualidad por la tercera generación de la familia, Mercería Tarragona nace en octubre de 1917, cuando Francisco Tarragona debe elegir entre las dos opciones que le ofrece su padre: estudiar o abrir una tienda. Él escoge la segunda y decide montar una mercería, combinando esta actividad con la venta por los pueblos de esos mismos productos que tenía en su establecimiento. A raíz de su trabajo en la tienda conoce a Rosario Gracia, una modista que acaba convirtiéndose en su esposa. Fruto de este matrimonio nacen dos hijos, Francisco y Mª Rosa.

Merceria Tarragona (9)

Mª Rosa Tarragona encarna la segunda generación del negocio, pues desde pequeña trabaja en la tienda y decide formar parte de su historia. Su hermano Francisco opta por crear una fábrica de tul en el mismo barrio de Gràcia. Es a una calle de distancia de la mercería donde Mª Rosa conoce al que será su marido, Rafael Mullol, que regentaba, junto a su familia, una tienda de aceites y jabones propia de la época. A principios de los años 50, Mª Rosa y Rafael contraen matrimonio y él decide dejar el negocio familiar para ponerse de pleno al frente de Mercería Tarragona, junto con esposa. Con su gestión, el negocio crece y se moderniza, sentando las bases de lo que es hoy en día. De esta unión nacen tres hijos: Mª Rosa, Rafael y Montse.

Los dos primeros, María Rosa y Rafael, trabajan junto a sus padres en la tienda y cuando estos deciden jubilarse toman la dirección del negocio, que marcha con plena normalidad hasta que en el año 2015 fallece de forma inesperada Mª Rosa, a los 57 años. Es entonces cuando Vivian Cartes, la esposa de Rafael, que se había incorporado a la mercería en 1991, asume de forma progresiva las responsabilidades que tenía su cuñada Mª Rosa, con la idea de mantener el funcionamiento normal de la mercería y seguir ofreciendo los mismos artículos y trabajando con los mismos fabricantes. Hoy, próxima a celebrar su centenario, Mercería Tarragona está dirigida por el matrimonio formado por Rafael y Vivian, la tercera generación de un negocio familiar que se ha adaptado a los nuevos tiempos pero que no olvida sus orígenes.

Una tienda de toda la vida

Merceria Tarragona (11)

Y es que Mercería Tarragona, como es normal, ha superado diversas etapas de renovación en su dilatada historia, pero mantiene el “aroma” de mercería clásica, un valor que pocas tiendas pueden transmitir. “En sus orígenes, el negocio ofrecía todo lo que podía necesitar la señora que cosía (puntas, blondas, hilos, ganchillo, botones…), pero la propia demanda del mercado nos ha ido llevando hacia nuevos artículos, en especial con la aparición del género de punto. Sin embargo, nosotros siempre hemos querido mantener nuestro valor de mercería clásica, pues forma parte de nuestra historia, nos convierte en una tienda de referencia en el sector y nos aporta clientela. Seguimos cuidando mucho los artículos de mercería de toda la vida”, explica Vivian.

En esta línea, ella misma añade que “formamos parte del comercio de proximidad y estamos encantados de ello. Por norma, la gente que viene a Mercería Tarragona lo hace porque le gusta y porque desea que le faciliten algún consejo, alguna explicación… Y esto nos encanta”.

La clientela también es otra de las partes importantes de la mercería que ha experimentado cambios con el paso de los años. “En general, el barrio se ha rejuvenecido y nuestra clientela, también. Cada perfil de cliente tiene también sus horarios: por las mañanas vienen las señoras que van a comprar al mercado y aprovechan para entrar en la mercería, por la tarde acuden padres y madres con niños, y los sábados todo tipo de cliente, sobretodo familias”, explica Vivian.

En la actualidad, la oferta de productos que propone Mercería Tarragona es muy amplia y variada. El negocio divide sus productos y servicios en cuatro grandes áreas: corsetería, lencería y complementos, mercería y ropa de baño. Las mejores y más reconocidas marcas del sector avalan el completo catálogo de propuestas de Mercería Tarragona.

Las dependientas, parte de su historia

Además de las personas de la familia que han dirigido el negocio en cada época, Mercería Tarragona siempre ha tenido dependientas para atender al público que acude a la tienda. En este punto, Rafael y Vivian quieren tener un recuerdo para Resurrección Villa, “Resure”, una dependienta que trabajó durante nada menos que 40 años en el negocio, hasta su jubilación. “Resure compartió toda su vida profesional con Mª Rosa Tarragona, la madre de mi marido y mi suegra, y es una persona importante en la historia de la mercería. Es una persona muy querida por todos nosotros y por la clientela”, apunta Vivian.

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top