DSCF0115

Gonzalo Sánchez nos dejó el pasado día 20 de noviembre. Marido y padre ejemplar; amigo y profesional cercano; en definitiva, una gran persona. Un hombre hecho a sí mismo que sin contar con el capital necesario para iniciarse en el mundo de los negocios, lo hizo con gran energía y plena seguridad en sí mismo.

Le acompañó desde sus inicios en este viaje profesional y emprendedor su esposa Carmen Rodriguez, movida por la confianza que este le transmitía. Los comienzos de la firma Disgosa fueron difíciles. Hace 20 años Gonzalo y Carmen emprendieron su aventura comercial con la iniciativa de los valientes que confían en sí mismos y saben que el camino no será nada fácil pero que llegarán, tarde o temprano, a buen puerto. Primero incursionaron en el mundo de la comercialización de botones desde una pequeña habitación que les servía a la vez de almacén y oficina. Más tarde, pudieron trasladar las oficinas de Disgosa a un piso de la calle Trafalgar, para así poder recibir a sus clientes. En su periplo empresarial ocuparon otros espacios, pero finalmente se establecieron en la localidad de Montcada i Reixac.

Allí nació la fábrica de Disgosa en 2014 y, a partir de esta fecha, la evolución y consolidación en el sector permitió a Gonzalo Sánchez cumplir su sueño: la internacionalización de la marca Disgosa. Su último logro consistió en la adquisición de la conocida empresa Industrias Vilaregut, que desde septiembre de 2019 está incorporada a Botones Disgosa.

El cáncer nos priva ahora de la compañía de Gonzalo. Un hombre que permanecía ajeno a la rivalidad en el mundo de los negocios, hasta tal punto que consideraba amigos a los empresarios de la competencia. Con ellos compartía opiniones y, por qué no, también consejos.

Para Gonzalo la amistad era un especial privilegio del que no quería prescindir. Hombre alegre y buen comunicador, ha dejado una huella imborrable en su familia, sus amigos y sus compañeros del mundo empresarial.

Leave a comment