2018_12_06_17_33_30_058

La  firma Bofarull y Estarlich ha llevado a cabo un notorio cambio en sus instalaciones. El objetivo es dar más rapidez  a la venta en el almacén y optimizar el coste de la venta asistida. Una transformación que ha tenido lugar el pasado mes de agosto. La superficie de autoventa ha pasado de 200 m2  a 700 m2 (reduciendo superficie de almacenaje). Eliminado el largo mostrador en el que se atendía a los clientes uno por uno, encontramos ahora,  tres mini mostradores que hacen la función de facturación y caja.

Distinta estética y funcionamiento
El interior de las instalaciones está distribuido de manera que el cliente puede tomar directamente el producto elegido que, junto a otros artículos, va acomodando en el cesto o carro. Se trata ahora de un establecimiento  de puro  estilo cash and carry.“ Nuestra tipología de cliente esta variando, cada vez mas tenemos clientes como son las tiendas de arreglos y pequeños artesanos y confeccionistas que quieren poca variedad de productos y servirse ellos mismos, también la mercería creativa que la gestionan profesionales jóvenes también son partidarios del autoservicio” “por ultimo tenemos los clientes que tienen la mercería tradicional que muchos de ellos prefieren la venta asistida por eso se ha mantenido el sistema del “su turno” …. no es fácil cambiar un sistema de venta tradicional con la simple eliminación del mostrador … El cambio pues, lo hemos hecho para así adaptarnos a los nuevos cánones del comercio y poder dar respuesta rápida y efectiva a los nuevos targets de clientes”, afirma Jordi Tarragó.

Optimización de tiempo y espacio
Los clientes de Bofarull & Estarlich reconocen abiertamente que esta nueva línea de venta resulta de gran comodidad para ellos. Se eliminan las colas ante el mostrador y, de esta manera,  el cliente compra a su ritmo y escoge con la variedad de producto a la vista y a su total disposición. Todavía en fase de instalación, en cada uno de los pasillos se están instalando carteles indicativos de cuáles son los productos  y la información detallada de colorido y medidas que  podemos encontrar en cada uno de estos pasillos. Más fácil y rápido todavía. Buenas indicaciones,  buena y eficaz presentación del producto y sin esperar a ser atendido.

Una isla de información y  “su turno”
Un  mostrador situado en el centro de las instalaciones está ocupado  por  un equipo de profesionales  que atiende  todas las dudas que el cliente pueda tener. También esta el dispensador de “su turno” para aquellos clientes que quieran ser atendidos.

También en la web
Aparte de las ventas vía telefónica,email y wasap, desde julio del pasado 2017, Bofarull y Estarlich abrió una web con tienda on line incorporada. Algo totalmente imprescindible en la nueva línea del negocio. Cada vez son más las personas que compran a través de la red y no podemos permanecer ajenos a estos cambios que tantas ventajas nos aportan. “Las ventas a través del e-commerce B2B, representan el 2% de nuestras ventas y con claros indicios de seguir aumentando. Una de las  ventajas de comprar a través de este conducto es la de que el comprador sabe, en todo momento, cual es el número de productos que quedan en stock y el precio”, afirma nuestro entrevistado

Leave a comment