El lujo de lo natural

 Woolly está considerada la mejor lana merino del mundo. Por sus características, estética y calidad, es muy demandada por un mercado que exige, cada vez más, máxima calidad a partir de las fibras naturales.

Cuando el lujo reside en la calidad

La lana Woolly 100 % merino de DMC proviene exclusivamente de ovejas de esta raza. La lana merino es de calidad superior, muy apreciada por su extrema suavidad gracias a sus largas fibras, finas y muy rizadas. Además, posee muchas otras propiedades que no se encuentran en otras lanas, entre ellas, el hecho de ser antibacteriana, protectora de los rayos UV, transpirable y termorregulable, y que, al ser un producto totalmente natural, es biodegradable y reciclable. Puede lavarse a máquina, es fácil de trabajar por su destacada suavidad y regula la temperatura del cuerpo. Por todas estas propiedades, se erige como una calidad única y muy valorada.

Disfrutar de las prendas realizadas con Woolly

Cuando tejemos con la calidad Woolly sentimos una cercanía y complicidad con quienes reclaman tricotar con esta lana. Este producto desarrolla la creatividad, contribuye a que nuestras prendas sean muy personales y crece la autoestima de las personas que se apuntan a Woolly ya que, cuando se termina el proyecto y se comprueban los buenos resultados, la satisfacción aflora. Y, por descontado, al tener entre nuestras manos una lana tan suave y fácil de trabajar, crece nuestro interés por las prendas elaboradas con productos naturales.

Respeto y extremo cuidado desde su origen

Los criadores de ovejas merino de hoy, comparten la misma inquietud y están sensibilizados por el medio ambiente, por la ecología, por la sostenibilidad, y por tanto, cuidan su ganado con especial mimo. Esquilan sus ovejas en el momento adecuado y con sumo cuidado para no dañar el animal, ni perjudicarlo, y recogen su preciada lana para que llegue en condiciones óptimas al consumidor.

Colores extraordinarios

La gama de color de la calidad Woolly es muy extensa. Colores que en ningún caso se presentan con excesos, sino todo lo contrario, en gamas suaves o vistosas, pero siempre basadas en el concepto de lo natural. Una colección cromática que es un verdadero regalo para nuestra vista.

Con el certificado “Mulesing Free”

DMC es una firma muy comprometida con el medio ambiente. De ahí que la mayoría de sus productos gocen de este reconocimiento. El mulesing es una técnica espeluznante utilizada por algunos fabricantes para evitar la infección de la mosca Lucilia Cuprina, en la piel del animal. La extracción de la piel (sin anestesia ni apósitos) causa dolor y estrés a los animales. Con el certificado “Mulesing Free” queda patente que Woolly es una lana superior, considerada un verdadero lujo de la naturaleza.

Y también la certificación Wollmark

Woolmark (acreditación de un contenido de fibra garantizada) corrobora y da también fe de las excelencias de la calidad Wooly de DMC. Un producto doblemente premiado por los estamentos más acreditados en este sector.

Leave a comment