Omega es una empresa fundada en México en 1948 que fabrica hilos, estambres e hilazas de la más alta calidad y en gran variedad de colores y texturas. Esta compañía, orgullosamente mexicana, ha trabajado arduamente por más de 70 años para ofrecer una vasta gama de hilos tanto para el mercado doméstico, de artesanías y manualidades, así como para el mercado industrial – es decir, para fábricas de calzado, muebles, colchones, costura y confección.

En un principio, Omega recibió el nombre de Hilos El Jilguero y sus iniciadores fueron los señores José Sampietro y su esposa Emiliana. Comenzaron fabricando hilos domésticos de algodón para coser, después continuaron con los hilos de crochet e hilazas de algodón. Gracias a su constancia, dedicación y buena administración lograron el crecimiento de esta organización, que actualmente sus tres hijos dirigen.

Omega fue la primera empresa textil en introducir el hilo de nylon para la confección de ropa, así como para la industria del calzado y tapicería en México. Además, hace ya más de 40 años, lanzó una gama de hilos de fibra de nylon para tejer, revolucionando el arte del crochet para siempre. A partir de entonces introdujo su línea de nylon más grueso (La Espiga), enfocada en materiales de alta calidad para elaborar hamacas, macramé y un sinfín de artesanías.

Impulsando el Arte del Buen Tejer, gracias a su calidad en hilos e hilazas de nylon y algodón para tejer, Omega tuvo la oportunidad de fusionarse en el año 2000 con Estambres Tamm , empresa líder fundada en 1930 y dedicada a la fabricación de estambres acrílicos y lanas para tejer a mano o a máquina. En 2001, se fusionó con Hilatura La Reforma, fabricante de toda clase de hilos e hilazas de algodón.

Hoy en día Omega cuenta con más de ochocientos empleados, cuatro fábricas (todas en México) y 250 artículos en su muestrario, que exporta a Estados Unidos, América latina y Europa. Gracias al excelente trabajo de todos los que la conforman y a la fidelidad de sus clientes, Omega es un símbolo de calidad en México y el mundo.

Dejar un comentario