Metalúrgica Folch fabrica más de 150 modelos de alfileres. Durante los últimos años sus clientes han demandado destinados al appliqué de 10, 13, 16 y 18 mm en acero dulce niquelado. Esta importante demanda sigue en activo, aunque los de cabeza ovalada fabricada en varios tamaños y colores, 22×0,59 mm, 26×0,59, 30×0,59, con más incidencia.

Sinergia entre profesionales

La dirección de Metalúrgica Folch descubrió en la red a la firma Puntada y Punto con la que se puso de inmediato en contacto, al frente de la misma encontramos a Juliana María Suarez, experta en la técnica del patchwork para que, con su experiencia nos hable del producto Folch. “Realicé un contenido en redes sociales en el que ponderaba la necesidad de trabajar con productos de máxima calidad y precisamente los alfileres que yo utilizo normalmente son los de esta firma. A partir de este video, los directivos de Metalúrgica Folch se pusieron en contacto conmigo y empezamos a compartir información, conocimientos y experiencias”, nos comenta Juliana.

Las referencias utilizadas

Juliana María nos comenta que, “de los alfileres de Folch, los de cabeza plana o de flor son muy prácticos para la elaboración de los blocks. No dañan la fibra ni dejan marcas y permiten trabajar en cortes con la regla, sin alterar las medidas ya que no general un volumen significativo. Interesantes también los alfileres para hobby creative, muy prácticos para sostener la doblez de las piezas mientras coso a mano en puntada escondida, sin riesgo a lastimarme. Los de cabeza ovalada con cabeza de cristal sirven para hacer proyectos en papel o paper piecing o foundation quilt, empleando los colores Dome (únicas en el mundo y diseñadas por Josep M. Folch). Los de cabeza de vidrio permiten unir temporalmente las piezas antes de coserlas, se retiran fácilmente y puedes planchar sobre ellos sin que se derritan. Los de cabeza de plástico son ideales para las piezas de muñequería, fijando las piezas antes de coserlas o marcando algunos detalles previos al bordado. Los imperdibles de colores tienen una apariencia muy divertida. Y, también, los curvos son perfectos para sostener tres capas de tela (sándwich) para acolchar tanto a mano como a máquina”.

Diferencias que ponderan la calidad del producto de esta firma

Nos señala Juliana María  que una de las importantes diferencias del producto  Folch frente al de otras marcas, es que “la punta progresiva y el diámetro del alfiler eliminan el riesgo de deteriorar la fibra y no se oxidan. Su dureza impide que se doblen, favoreciendo el ensamble correcto de las piezas de Patchwork, una técnica en la que se unen piezas de tela de diferentes tonos, texturas y/o colores para crear un efecto visual perfecto”.

Sólida alianza

“La alianza iniciada con Metalúrgica Folch está basada en la experiencia que cada uno tiene en su campo, lo que nos permitirá desarrollar nuevas alternativas. De hecho, ya me considero con mucho orgullo, una embajadora de Folch, en este lado del mundo”, concluye la diseñadora.

Dejar un comentario