Tricotar manualmente es una vieja tradición y también lo es la producción de los hilos. Sin embargo, hay mucha innovación en la fábrica de Rosários 4, empresa plenamente dedicada a la investigación.

Manteniendo la esencia

Rosários 4 fue, en 2000, una de las primeras empresas del sector con certificación ISO – (Gestión de la Calidad). Además de impulsar metodologías y procesos de trabajo enfocados a la calidad, esta línea de acción acentúa el camino de la mejora continua.

En 2018, Rosários 4 logró una nueva certificación: GOTS (Global Organic Textil Standard). Una vez más, fue una de las primeras empresas en obtener este reconocimiento, crucial para quienes buscan una garantía de cumplimiento de la normativa para productos textiles elaborados a partir de fibras orgánicas. Los hilos orgánicos For Nature o Bio-Wool, ya formaban parte de la colección Rosários 4, y luego se adaptaron a las reglas definidas por el estándar GOTS, desde la producción de fibra (algodón y lana) hasta el final del proceso. Con esta certificación, la marca ha agregado valor a los hilos producidos a partir de fibras orgánicas y, al mismo tiempo, respondiendo a la demanda de quienes defienden consciencia y sensibilidad en temas sociales y ambientales.

Innovar preservando la garantía de calidad

En 2006, fue pionera en los hilos de bambú a nivel mundial y, posteriormente, han llegado otras fibras, como el algodón reciclado y el corcho. Se trata de observar el presente y mejorarlo. Esta es la filosofía de empresa de esta firma, lo cual le ha llevado en 2020, a cambiar la materia prima de un hilo de algodón, el Bouquet, ahora producido con algodón orgánico certificado. Volver al pasado pero con humildad y atrevimiento, llevándolo al presente, en sintonía con los valores que la marca y el público comparten.

Tradición y modernidad

Dualidad verificada en modelos de punto y crochet. Recientemente, en colaboración con la diseñadora de géneros de punto Filipa Carneiro, Rosários 4 nos presenta un modelo de alfombra confeccionada con la lana tradicional de Arraiolos (hilo versátil, utilizado para bordar tapices) pero en crochet. También Rosários 4 ha rescatado el “tejer calados por música”, casi desaparecida y ahora vuelta a encontrar.

En 2017, Rosários 4 desafió al público a tejer un chal de verano con hilo de lino, en contra de la tendencia imperante de tejer chales de lana en invierno. Nació así “el mantón de San Antonio” y, a partir de entonces, cada 13 de junio, esta firma presenta un nuevo modelo de mantón. Este año, el tejido de “Namorico”, el chal de 2021, reunió a cientos de tejedores de todo el mundo en el digital (grupo de Facebook) tejiendo este patrón.

Se trata de producir a partir de un proceso más eficiente y con menor impacto ambiental. Compartiendo contenido, a través de medios digitales (por ejemplo, el podcast #knitforahappierworld), en el que la comunidad trabajará en el mundo real. Una unión entre el fabricante y el usuario, en una sinergia innovadora.

Dejar un comentario